Heavy Metal

ver información

Asistir a un concierto de Heavy Metal implica presenciar un espectáculo y comportamiento único entre músicos y público. Sólo en los conciertos de este género, la participación y aceptación del público se manifiesta a través de un tipo de violencia controlada. Esta serie es sobre esa violencia no violencia; sobre el batir de las cabezas, el levantar los simbólicos brazos con furia, el fuerte y vehemente contacto entre los participantes y como se convierten en formas de asentimiento que crecen paralelamente a la intensidad del concierto constituyéndose así sólo en una manera clara de manifestar la energía que produce la música.